Vertebrados silvestres registrados en una parcela de palma aceitera en Tabasco, México

Saúl Sánchez

Resumen

Se realizó un inventario de las especies de vertebrados silvestres observados en una parcela adulta de palma aceitera en el estado de Tabasco, México. Se identificaron 26 especies que incluyen: aves (14), mamíferos (5), reptiles (5) y anfibios (2). Varias de las especies pueden ser agentes importantes en el combate de plagas y 12 están consideradas como especies amenazadas con extinguirse en el estado. Se discute el efecto negativo que podrían tener algunas prácticas fitosanitarias en la diversidad y abundancia de estos vertebrados. 

Introducción 

El conocimiento de los organismos vivos que interactúan en los ecosistemas agrícolas tiene importancia relevante para los programas de manejo integrado de plagas, ya que, por un lado, algunos de ellos pueden ser agentes importantes en el combate de plagas, y por otro lado, constituyen una razón importante del por qué hacer un uso racional de productos químicos desde el punto de vista de la protección y conservación de las especies (Hilje y Hanson 1998). En general, los vertebrados silvestres observados en las plantaciones de palma aceitera (Elaeis guineensis Jacq.), son en su mayoría especies perjudiciales para esta palmacea. En menor medida se encuentran especies benéficas que actúan como agentes de combate de plagas (Wood 1976). Por otra parte, considerando las características biológicas y morfológicas de la palma aceitera y el ambiente boscoso que se forma, es factible pensar que este ecosistema pueda ser importante para la vida de diversas especies de animales, especialmente en las zonas donde el hábitat natural de ellos ha sido alterado.

En el estado de Tabasco, México, se inició recientemente un proyecto de siembra de palma aceitera, que pretende completar 3000 ha. sembradas en el año 2000 (Astengo 1999. El presente trabajo tuvo como objetivo hacer un registro de los vertebrados silvestres observados en la plantación de palma aceitera del Colegio de Postgraduados - Campus Tabasco

Materiales y métodos

El estudio se realizó en una parcela de palma aceitera de 12 ha localizada en el Campo Experimental del Colegio de Postgraduados-Campus Tabasco, entre los 17º 59' de latitud norte y 93º 38' de longitud oeste. Esta plantación fue establecida en 1970 con fines experimentales (Pastor 1972). Las plantas se encuentran sembradas en triángulo a una distancia de 9 x 9 m. Durante el tiempo de estudio la plantación fue utilizada como sitio de descanso de ganado vacuno. La eliminación de malezas (principalmente gramíneas) dentro de ella fue ocasional y estuvo libre de la aplicación de plaguicidas. Las tierras adyacentes están cubiertas por pastos, cocoteros asociados con pastos y pequeñas áreas de vegetación secundaria en los márgenes de caminos, linderos y canales de avenamiento. Se realizaron visitas mensuales durante los años 1997 y 1998. La determinación de las especies de vertebrados se realizó en el campo consultando los trabajos de Casas y Clarence (1979), Aranda (1981), Aranda y March (1987), Esparza et al. (1988), y Peterson y Chalif (1989.

Resultados y discusión

Se identificaron 26 especies de vertebrados, incluyendo 14 de aves, 5 de mamíferos, 5 de reptiles y 2 de anfibios (Cuadro 1). Todas las especies son residentes de la región, de tal modo que pueden presentarse en la plantación en cualquier época del año. También se observaron otras especies de vertebrados que no pudieron ser identificadas, entre los que se incluyen aves, murciélagos, ratas, serpientes, lagartijas y ranas.

Una especie considerada perjudicial a la palma aceitera en Tabasco es el ave Coragyps atratus, la cual daña frutos maduros (Sánchez y Ortíz 1998) durante cualquier época del año. Esta ave se establece en la plantación durante todo el año. Las ratas (especies no identificadas), fueron abundantes en el área, y es posible que algunas de ellas sean de importancia económica, particularmente en plantaciones jóvenes (Wood 1976). Durante el establecimiento de esta plantación, las ratas dañaron alrededor del 50% de las plantas (Pastor 1972). Los roedores constituyen una fuente importante de alimento para varias de las especies depredadoras registradas en este estudio. 

Las especies que están involucradas de manera directa en la regulación natural de especies dañinas, son aquellas que se alimentan de invertebrados y/o vertebrados (especialmente ratas) o tienen hábitos omnívoros (Cuadro 1). De hecho, el ave Quiscalus mexicanus es conocido en Centroamérica como un enemigo natural de larvas y adultos del defoliador Opsiphanes cassina F. (Lepidoptera: Brassolidae) (Chinchilla 1997), el cual también está presente en Tabasco (Sánchez y Ortíz 1998). En Malasia, la lechuza Tyto alba, constituye un agente importante de combate biológico de ratas en palma aceitera (Duckett 1984). Ortíz García (1999. CP-CT, comunicación personal) observó un ejemplar de Cyanocorax morio depredando a un adulto de Rhynchophorus palmarum L. (Coleoptera: Curculionidae), especie vectora del Bursaphelenchus cocophilus que causa la enfermedad conocida como anillo rojo-hoja pequeña en palma aceitera. 

Por otro lado, las aves Buteo magnirostris, C. morio, Q. mexicanus, Melanerpes aurifrons, Pitangus sulphuratus y T.alba, así como los mamíferos Felis yagouaroundi, Tamandua mexicana y Procyon lotor, y los reptiles Boa constrictor, Bassiliscus vittatus e Iguana iguana, son reportados como especies amenazadas en el estado de Tabasco (García et al. 1996; Fraire 1997; Pérez 1998). El felino F. yagouaroundi se considera en peligro de extinción en México (Hernández 1994). La importancia futura que pudiera tener el agroecosistema de la palma aceitera en Tabasco para la vida de estos y otros animales al servir como sitio de alimentación, anidación, refugio, descanso o vías de acceso hacia otros hábitats, estaría determinada en gran medida, entre otros factores, por el manejo agronómico del cultivo, en especial por la eliminación total de la vegetación comúnmente no deseada (malezas y arbustos) y empleo de plaguicidas no selectivos. Por ejemplo, en Malasia se ha observado que el uso del rodenticida brodifacoum puede causar la muerte de lechuzas (T. alba) que se alimentan de ratas envenenadas con este producto (Duckett 1984). El uso de trampas conteniendo cebos envenenados para el control de plagas invertebradas pueden ser igualmente letales cuando éstas presentan fácil acceso a otros animales. En plantaciones de cocotero (Cocos nucifera L.) el autor ha encontrado tlacuaches (D. marsupialis), ranas y murciélagos muertos dentro de trampas (cubetas de plástico conteniendo piña, agua y metomil) empleadas para la captura de adultos de R. palmarum.

Una especie frecuentemente asociada al cultivo es el pájaro carpintero o chejé (M.aurifrons), el cual fue observado refugiándose al caer la noche en cavidades hechas por él en las bases peciolares de hojas que fueron eliminadas años atrás.

Las consideraciones anteriores ponen en evidencia la necesidad de realizar estudios tendientes al establecimiento de prácticas agronómicas que permitan crear un ambiente favorable para el cultivo y para la fauna de vertebrados silvestres. Al respecto, una consideración especial habría que tomarse en el caso de la serpiente Bothrops asper, por el peligro que representaría su presencia para la vida de los trabajadores de campo. 

Conclusiones

Se concluye que en el estado de Tabasco el cultivo de palma aceitera puede constituir un ecosistema importante en la conservación de varias especies de vertebrados silvestres, incluyendo depredadores de especies perjudiciales, donde el hábitat natural ha sido alterado por el establecimiento de otros cultivos ecológicamente pobres, siempre y cuando se eviten acciones que alteren en forma importante el entorno ecológico.

Literatura

Aranda S., J.M. 1981. Rastros de los mamíferos silvestres de México. Manual de Campo. Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos. Xalapa, Veracruz, México. 198 p.

Aranda, M. y March, I. 1987. Guía de los mamíferos silvestres de Chiapas. Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos, y Programa para Estudios en Conservación Tropical, Universidad de Florida. Xalapa, Veracruz, México. 149 p.

Astengo L., E. 1999. La palma de aceite en Tabasco. Gerencia Técnica, Programa de Palma de Aceite, Gobierno del Estado de Tabasco. Villahermosa, Tabasco, México. 32 p.

Casas A., G. y Clarence, J.M. 1979. Anfibios y reptiles de México. Editorial Limusa. México. 87 p.

Chinchilla, C.M. 1997. Fauna perjudicial en palma aceitera. In: Memorias del Curso "Aspectos Generales del Cultivo de la Palma Aceitera". ASD de Costa Rica. 49 p. 

Coates E., R. y A. Estrada. 1985. Lista de aves de la Estación de Biología Los Tuxtlas. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México. México. 41 p.

Duckett, J.E. 1984. Barn owls Tyto alba and the "second generation" rat-baits utilised in oil palm plantations in peninsular Malaysia. The Planter 60(694): 3-11.

Esparza A., E., Cabrera, A., Granados, A., González, L.C., Pineda, R.F., Zapata, R., Páramo, S. y Arriaga, S. 1988. Muestras de la fauna de Tabasco. Gobierno del Estado de Tabasco. Villahermosa, Tabasco, México. 99 p.

Fraire S., L. 1997. Situación actual de la fauna silvestre en el estado de Tabasco. In: X Reunión Científica-Tecnológica Forestal y Agropecuaria. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Agropecuarias. Villahermosa, Tabasco, México. P. 176-177.

García L., E., Palma, D.J. y Sol, A. 1996. La conservación de los recursos naturales en el parque ecológico de la Chontalpa. In: IX Reunión Científica-Tecnológica Forestal y Agropecuaria. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Agropecuarias. Villahermosa, Tabasco, México. P. 128-133. 

Hernández H., A. 1994. ¿Podrán sobrevivir los mamíferos carnívoros de México? Ciencia y Desarrollo 114: 54-63.

Hilje, L. y Hanson, P. 1998. La biodiversidad tropical y el manejo integrado de plagas. Manejo Integrado de Plagas 48: 1-10.

Pérez G., J. 1998. La fauna silvestres en el estado de Tabasco. Agrotiempo 64: 6-7. 

Pastor S., G. 1972. Estudio comparativo de 5 cruzas de palma africana (Elaeis guineensis Jacq.) en La Chontalpa, Tab. Tesis de Licenciatura. Colegio Superior de Agricultura Tropical. Cárdenas, Tabasco, México. 83 p.

Peterson, R.T.y Chalif, E.L. 1989. Aves de México. Guía de Campo. Editorial Diana. México. 473 p. 

Sánchez S., S. y Ortíz G., C.F. 1998. Oil palm pests and pollinators in Tabasco, Mexico. ASD Oil Palm Papers 18: 25-28.

Wood, B.J. 1976. Vertebrate pests. In: Oil Palm Research. Developments in Crop Science (1). Corley, R.H.V., J.J. Hardon and B.J. Wood (eds.). Elsevier Scientific Publishing Company. Amsterdan. P. 395-418.